La probabilidad del unicornio-Elena Castillo Castro.

9:01:00

Ficha Técnica.
Título: La probabilidad del unicornio.
Autora: Elena Castillo Castro.
Editorial: Titania.
Páginas: 288.
SinopsisTras la peor noche de su vida Vera Gillis deberá asumir las consecuencias de sus malas decisiones e irse de la cosmopolita Universidad de Fordham (Nueva York) al último rincón perdido de Alabama. Acogida por un viejo matrimonio sureño piensa que contará los días de condena aburrida en un porche blanco bebiendo té dulce y mirando el horizonte más allá de las plantaciones de soja, pero los entrometidos habitantes de Abbeville tienen otros planes para ella y con su particular estilo dirigirán sus pasos hacia el chico de la Standard Oil. 
Todos en el pueblo conocen a Ben Helms, de una u otra forma todos le deben algo o lo han necesitado alguna vez. Saben que está metido dentro de un laberinto de números y que no encuentra la salida. El mundo siempre ha ido demasiado lento para su mente maravillosa y la vida lo mantiene atrapado en el mismo lugar de tal manera que solo es capaz de escapar cuando mira al cielo. 
La probabilidad de que los dispares mundos de Vera y Ben colisionaran era baja y la posibilidad de que sus respectivos planes se complicaran al enamorarse era elevada. Sin embargo, él se verá atraído por lo ilógico y ella volverá a arriesgarlo todo una vez más, incluso su corazón. 
Al fin y al cabo, dos estrellas diferentes pueden pertenecer a una misma constelación. 




Imagen de tumblr.com (editada por mí)
Hola! Hoy os traigo el libro que me sacó de mi parón lector a final de año. No leí nada en todo el primer cuatrimestre, y cuando terminé los exámenes no podía elegir un libro que realmente supiera que me fuera a llenar. He de decir que elegí "la probabilidad del unicornio" porque leí "Soundtrack", y los pequeños adelantos que iba subiendo la autora a su cuenta de Instagram no hacían más que alimentar mi curiosidad.

"La probabilidad del unicornio", como bien indica la sinopsis, nos cuenta cómo, de la noche
a la mañana, la vida de Vera Gillis, una prometedora estudiante residente en la ciudad de los rascacielos, deberá partir por orden de sus padres a la calurosa y sureña ciudad de Abbeville por un incidente que pone en riesgo su carrera universitaria. Allí pasará de ansiar la vuelta a Nueva York, a no querer separarse de su pequeña familia y del mayor misterio al que se ha enfrentado nunca: Ben Helms.

La autora, siempre fiel a su estilo, nos presenta una historia algo cliché pero al mismo tiempo realmente original. En sus 288 páginas, intenta que de alguna forma, lleguemos a entender la mente rápida y privilegiada de Ben, y el carácter y los impulsos de Vera. Sí que es cierto que, aunque la relación entre estos dos personajes está tratada de forma paciente y delicada, hay momentos en los que acelera (para mi gusto, demasiado), en las relaciones con sus amigos o en su nueva familia.
Volviendo al tema de la relación de los dos protagonistas. Aquí, Elena se ha lucido con el manejo de situaciones, ha sabido ordenarlas de tal manera que hacen que vayamos queriendo a los personajes poco a poco, que entendamos su relación y la evolución de esta, ya que al ser tan dispares, no es tarea fácil. Con este libro ha conseguido que lo lógico y lo espontáneo formen una balanza equilibrada de tal forma que se necesiten indispensablemente.

El ambiente está tan bien descrito que es como si nos trasladáramos a cualquier caluroso día de verano en Abbeville, Alabama. Podemos sentir la escasa brisa en la bicicleta de Vera, tomar un café en el "Huggin' Molly" o visitar la "Standard Oil". Lo mejor de todo esto (y mil gracias a Tessa del blog Looking For A Book por decírmelo) es que estos lugares existen realmente en esta pequeña ciudad, ¡incluso la leyenda con el nombre del bar! Realmente, el detalle marca la diferencia en esta novela.

En cuanto a la forma de escribir, realmente tiene frases muy marcadas que podrían formar un anexo de "quotes destacadas", pero sí que es cierto que, como en su anterior libro: Soundtrack (aquí la reseña), encuentro algún capítulo un lenguaje algo infantil y algunos diálogos que podrían omitirse; pero realmente, esto es secundario.

Mis sentimientos respecto a los personajes principales ha sido una verdadera montaña rusa.
Vera Gillis: es una estudiante cuyos sentimientos y ganas de vivir la vida son más grandes que ella, una persona impulsiva pero verdaderamente reservada; esto último se nota sobre todo en el comienzo, cuando tiene que adaptarse a su nueva casa y a su gente, la cual corre los rumores como si realmente cotillear fuera su actual trabajo. Nuestra protagonista también nos presenta una gran evolución mediante el contacto interpersonal, consigue derribar las excesivas barreras entre las que se encarceló unos meses atrás.
Ben Helms: es una mente privilegiada encerrada entre gasolina y constelaciones. El moreno será probablemente el personaje que más se gane los corazones de los lectores, por cómo comienza y por cómo termina. Si la evolución de Vera ya es apasionante, la de Ben es emocionante; la autora describe sus logros y progresos de tal manera que hace que te vuelques de lleno en el personaje y que le vayas queriendo poco a poco. De vez en cuando también te hace soltar alguna que otra carcajada. Ben te lleva a envolver poco a poco su corazón
Los personajes secundarios a mi parecer han tenido relevancia en cuanto a la relación de Vera y Ben, personalmente no considero que hayan tenido una evolución bestial o que haya ocurrido algo relevante con alguno de ellos. Como punto a favor diré que cada uno de ellos tiene un papel y una personalidad marcada, como Ally o Landon.


"Pues en el fondo de su ser crecía una personalidad propia, una personalidad 
germinada en la grieta de un abismo creado por ellos"


Resumiría este libro como la probabilidad de que dos mentes completamente diferentes consigan congeniar y aportarse lo necesario para poder sobrevivir. Es un libro perfecto para leer en verano.

La canción que le otorgo no puede ser otra más que Sweet Home Alabama-Lynyrd Skynyrd.


Puntuación: 8/10.

You Might Also Like

2 comentarios

  1. ¡Hola!
    Esta es una de mis lecturas pendientes (superpendientes), quiero leerla desde hace algún tiempo pero no sé por qué siempre lo acabo retrasando.
    Aunque dices que es un poco cliché, a veces esas historias no vienen mal, sirven para desconectar un poco o para salir de parones lectores (como te ha pasado a ti).
    Así que mi opinión se sigue manteniendo firme, será una de mis próximas lecturas!
    Un besito! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los clichés siempre gustan, de una manera y otra ajajaja.
      Me alegro que la tengas entre tus lecturas, gracias por comentar!
      Un besazo! :)

      Eliminar